Un diseño que hace de un piso clásico una vivienda actualizada, con dos habitaciones en la zona más próxima a la entrada, una de ellas con baño en suit, separan de manera significativa la parte privada de la pública. Un largo donde se alberga el segundo baño de la vivienda, da paso a un amplio comedor en conjunto con el salón. La cocina se separa de la zona de comedor mediante un paño curvo acristalado que permite tener luz natural en la cocina.