Un espacio diáfano que a su vez está compartimentado gracias a muros de ladrillo visto que le dan a la vivienda un estilo actual, jugando con tonos ladrillo, madera y blanco. La vivienda está conformada por seis espacios divididos en cocina, comedor, salón, una baño completo y dos amplias habitaciones.